WOONERF

El módelo Woonerf es un sistema que pretende integrar todos los diferentes posibles usuarios en una misma vía, consiguiendo crear espacios mucho más atractivos para el ciudadano. Esto se consigue implementando diferentes objetos para así conseguir una regulación viaria para cada tipo de usuario.

               Este sistema nace, como muchas de estas iniciativas, en Holanda, concretamente en el barrio residencial de Delft. Y nacen como respuesta a un problema derivado del tráfico de vehículos en los centros de las ciudades. Pretendiendo regular dicho tráfico y pudiendo integrar a todos los usuarios en una misma vía, ya sean vehículos privados, peatones, ciclistas, etc. Y todo esto se consigue sin crear plataformas reservadas a únicamente un tipo de usuario.

               Este nuevo concepto generó nuevas calles y nuevos espacios pensados para el peatón, pues se aumenta considerablemente la seguridad y la actividad social en aquellas calles en las que se implanta. Pues pasaron de ser simples calles de tránsito a ser un lugar en el que poder estar, ya que se crean amplios espacios pavimentados a mismo nivel, facilitando la interacción entre los diferentes modos de transporte.

               Pero sin duda alguna, la principal característica es la colocación de mobiliario urbano o jardinería provocando un recorrido sinuoso para los vehículos, teniendo así que reducir su velocidad para poder circular. Además, al ser un espacio abierto con peatones y ciclistas, deben ser más precavidos aún si cabe.

               Respecto a los elementos usados para crear este efecto hay multitud de variantes, pues en realidad cualquier idea es buena siempre y cuando sea eficaz y no altere demasiado el espacio público. Ya pueden ser árboles o bancos, pequeños setos o parkings de bicicleta, es totalmente indiferente.

               Además, un punto interesante en el caso de la legislación holandesa, es que en caso de accidente el conductor del vehículo a motor a priori siempre será el responsable de los posibles daños causados a cualquier otro usuario.

               El modelo Woonerf tuvo tal éxito que se exportó a otras ciudades holandesas e incluso a otros países. Pero recordemos, que es un sistema que tiene éxito en calles de barrios residenciales, donde el tráfico es ligero y poco denso, permitiendo así crear calles de paso en calles para estar.

Fuente: http://www.woonerfgoed.nl/bas/Welkom.html

HOUTEN: LA CIUDAD SIN COCHES

        Houten es todo un referente en Holanda (Utrech), gracias al diseño urbanístico, es una ciudad en la que todo está pensado para que nos olvidemos del coche.

En 1979 Houten era un pintoresco pueblo construido alrededor de una iglesia del siglo XIV, sin embargo con la explosión poblacional del país, el pueblo con 5 mil habitantes debió adaptarse a una ciudad con 10 veces ese número en poco más de veinte años. Para absorber este enorme cambio, el gobierno local decidió adoptar un plan completamente innovador: en vez de tener calles para automóviles, la ciudad solo tiene pasos peatonales y ciclovías; todos los edificios importantes en la ciudad están conectados por vías sin coches. Todo en la ciudad está cerca y todo es seguro.

houten 1

Claro que Houten no está desconectado por completo del resto del mundo, tienen una ruta de automóviles que circunda la ciudad, y todas las casas del pueblo pueden ser visitadas en automóvil, sin embargo es un sistema que involucra salir de la ciudad y volver a entrar a ella a la altura del sitio que se quiere visitar. La estación de trenes también está conectada a la vía automovilística, pero al igual que las casas, es más fácil llegar a ella a pie que en coche. Las bicicletas pueden utilizarla vía automovilística, pero estas siempre tienen prioridad. En esta pequeña ciudad es común ver un coche que sigue a un grupo de ciclistas de la tercera edad a una bajísima velocidad.

houten 2

El centro se organizó y habilitó en función de la accesibilidad mediante vehículos no motorizados. Su forma es la de un óvalo de 6 kilómetros cuadrados planificado a la escala de un ciclista. La ciudad está bordeada por una autovía de 8,6 kilómetros, único acceso de los vehículos motorizados a los barrios residenciales. El tránsito de vehículos motorizados por la zona residencial está totalmente prohibido. Ir y venir de un barrio a otro es más sencillo y rápido en bicicleta que en coche a través del desvío. La arteria principal de Houten es un carril de bicicletas de 3,2 kilómetros bordeado por un espacio ajardinado. La avenida fue construida en una zona proscrita para el automóvil, perpendicular a la vía del tren que comunica la ciudad. El 90% de los usuarios del tren llegan a la estación bien a pie o en bicicleta, la distancia máxima que recorren desde su domicilio es de 1,5 km. Los servicios se encuentran en el centro o a lo largo del carril bicicleta y los paseos peatonales que surcan la ciudad.

houten 3

Existe una limitación de velocidad de 35 Km/h para vehículos motorizados. La gran mayoría de los ciudadanos utilizan las bicicletas con remolque para hacer sus compras por Houten. La compra local representa el 75% del total de sus gastos. Un 100% para los artículos de alimentación y un 50% para el resto de artículos. Los habitantes de Houten circulan un 25% menos en coche que en otras ciudades, en horas punta hay 50 coches por cada 100 viviendas en lugar de la media de los Países Bajos que asciende a 65 o 70.

houten 4

¿Los resultados? Dos tercios de los recorridos en Houten son hechos a pie o en bicicleta. Los accidentes viales son mínimos en comparación con los de una ciudad del mismo tamaño en EUA o en Latinoamérica: entre el 2001-2005 murió tan solo una persona en un accidente de este tipo, una mujer de 73 años que fue atropellada por un camión de la basura.

Video:

http://www.youtube.com/watch?v=oafMXRcsid0

Fuente:

http://www.ladyverd.es/houten-todo-ventajas-en-la-ciudad-sin-coches/