¿Preparados para el invierno?

La Vialidad Invernal tiene por objeto mantener las carreteras en buenas condiciones de circulación, seguridad y comodidad durante el periodo invernal, y se establece desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril. Los principales objetivos son asegurar una circulación segura, cómoda y fluida en carreteras afectadas por los rigores del invierno y en concreto por la nieve y el hielo, evitar o reducir al máximo la degradación de las carreteras afectadas por estos fenómenos atmosféricos, tener la carretera debidamente acondicionada, disponer de máquinas y equipos especializados en el extendido de fundentes para evitar la formación de hielo y retirada de nieve, disponer de acopios suficientes de esos fundentes, prever y tener conocimiento de donde son los lugares en los que se puede formar hielo, tener preparada la señalización para informar a los usuarios del estado de la carretera y disponer de planes coordinados de emergencias.

untitled-1

Las operaciones para el mantenimiento de la vialidad invernal suelen estar incluidos dentro de los Protocolos Provinciales de Coordinación y por los Planes Operativos desarrollados para cada sector de carreteras, estos planes recogen las probables situaciones que pueden presentarse y los medios necesarios para atender cada una de ellas, con el fin deseable de que el numero de perturbaciones al tráfico sean como máximo el asignado a cada tramo de carreteras. Para ello se definen los Niveles de Servicio, entendido como el grado de transitabilidad y seguridad que debe intentar dotarse a un tramo determinado de carretera durante el periodo invernal y es, por tanto, independiente de la climatología y se basa en criterios de funcionalidad. Las perturbaciones y alteraciones que pueden considerarse son:

  • Corte a la circulación de vehículos pesados, para evitar su cruce en la calzada.
  • Circulación de vehículos ligeros con cadenas.
  • Corte total a la circulación de vehículos, sin haber vehículos cruzados pero no permite circular a ningún vehiculo.
  • Bloqueo de calzada, en la cual no se puede circular por haber vehículos cruzados en la calzada.

Por ello se establecen 3 Niveles de Servicio, otorgándoles un numero para asignarles así un mayor nivel de exigencia en el numero de perturbaciones máximas, así el nivel de servicio 1 (NS-1) es el mas exigente y se asigna a autovías y autopistas, carreteras convencionales de IMD > 5000, los accesos a estaciones de esquí y todas las capitales de provincia y poblaciones de más de 20.000 habitantes que estarán comunicadas con las Red del Estado por al menos una carretera con NS-1, las carreteras con NS-2 serán las carreteras convencionales con 1000 < IMD < 5000, todos los accesos a capitales de provincia y poblaciones de más de 20000 habitantes tendrá como mínimo NS-2 y el NS-3 que es el menos exigente de todos se asigna normalmente a tramos de carretea de escasa importancia en el conjunto de la red.

tabla-niveles-servicio

Existente una gran organización de medios técnicos y humanos que son los responsables del aseguramiento de la vialidad invernal, la directriz básica que debe tenerse en cuenta es la anticipación y junto con predicciones meteorológicas, una tramificación adecuada del sector y contar con los medios adecuados, serán claves para abordar estos trabajos. Sin entrar en los numerosos aspectos y detalles que deben tenerse en cuenta para la buena realización de estas operaciones, destacar que se emplean varios tipos de fundentes como son el cloruro sódico (ClNa), cloruro cálcico (Cl2Ca), cloruro de magnesio, urea, alcoholes y glicoles y acetato de calcio magnésico, si bien son los 2 primeros mencionados los que más se emplean en nuestro país y es tan relevante como el tipo de fundente a emplear como en la forma en que se empleen ya sea en forma sólida, como salmuera (formando una solución con agua) o como sal sólida humidificada con salmuera, el tipo de fundente y su forma de aplicación se elegirán en función del tipo de tratamiento que deba realizarse o si la calzada esta seca o húmeda.

tratamiento-preventivo

Como dato indicar que los tratamientos que se pueden realizar son “tratamientos preventivos” con el objetivo de evitar la formación de hielo en la calzada y la retirada de la nieve caída para evitar que los restos se congelen, este se lleva a cabo con la extensión de fundentes adecuados para cada situación; cuando la situación es tal que se requiere la limpieza de nieve de la calzada tendremos que realizar “tratamientos curativos” en los que se continuará con el extendido de fundentes aumentando la dotación y la frecuencia de los tratamientos.

Fuente:

https://.filecosasdeingenieross.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s